lunes, 2 de abril de 2018

Reseña: El Librero de Toledo III. Toledo, amor y muerte

¡Buenas tardes, queridos surcadores de letras! ¿Cómo van vuestras lecturas? Ya en abril, pronto será el Día del Libro y a la vuelta de la esquina está la Feria del Libro... Y hoy vengo con una nueva reseña:
Título: El Librero de Toledo III. Toledo, amor y muerte
Autor: Manuel Peiteado
Editorial: Círculo Rojo
Encuadernación: tapa blanda con solapas
Páginas: 407
Argumento: La acción se desarrolla en los albores de 1981, año en el que dos fuerzas antagónicas luchan por destruir al incipiente Estado democrático: ETA y grupos de extrema derecha, dentro de los cuales pervive un enemigo común: La Hermandad del Alcázar de Toledo.
Conocedor como nadie de los entresijos de La Hermandad, el servicio secreto tratará de convencer a Doménico para desempeñar el papel de agente doble. Su juramento de venganza, contra aquellos que mataron a su padre, le empujará hacia caminos ignotos.
El descubrimiento de los progenitores de Manuel cambiará para siempre el temperamento de Doménico. Al mismo tiempo, detrás de los muros y fríos sombríos del convento de Santa Clara de Toledo, se vive con amargura el secuestro de recién nacidos.

Es curiosa la sensación que se siente cuando vas a leer el desenlace de una saga: por un lado, tienes muchas ganas, quieres saber qué le va a pasar al protagonista, los nuevos retos a los que se va a enfrentar... pero por el otro, no quieres que tenga fin, no quieres ser consciente de que esas páginas, esas líneas, son las últimas. Por suerte, siempre tenemos opción de volver a empezar a leerla, volver a disfrutarla, incluso las relecturas pueden colaborar a darte cuenta de detalles que, tal vez por la emoción de leer por primera vez la historia, pasan desapercibidos. (Otra opción es intentar convencer al autor de la gran idea de continuar con la historia, escribir y publicar más y más libros... ahí lo dejo).

Doménico se ha convertido, para mí, en ese tipo de personajes que no desaparecen al terminar de leer el libro. Es de esos que te marcan, que sientes que hay un antes y un después de conocerle. Los demás personajes también son especiales, como sor Inés o Julia, una mujer maltratada por el azar o su destino. Manuel, el pequeño de la historia, cobra mayor protagonismo y se gana no solo el corazón de Doménico, sino también el del lector. Tina, que podría considerarse como la mano derecha de Doménico, también me despierta admiración por su dignidad, empatía, inteligencia, lealtad y otras muchas virtudes que, si bien la vida no parece compensarla muy notablemente que digamos, lo lleva bien y refuerza sus valores. También están Berto, Gamboa, Bloody y otros tantos, pero me parece innecesario, puesto que os resultará más atrayente la lectura cuantos menos datos de este tipo os haga saber.

El final... buah, el final... ¡Qué puedo decir! Como no puedo haceros llegar mis chillidos, os lo voy a intentar comentar en forma de palabras (porque los chillidos transcritos serían algo así como: argggrtmladfjnloadajnwrqpeivs). A ver: me sorprendió mucho no, muchísimo. Me dejé engañar. Porque todo lo que cada uno hacemos en nuestra vida, queda ahí, y en el momento menos esperado puede volver a salir a la luz y cambiar tu vida de cabo a rabo. Y debí suponerlo. Pero lo dicho, me dejé engañar y durante esas últimas páginas en las que me encontraba en 'modo engañado' fue todo estupendo jajajaja... 

Resumiendo, lo recomiendo 110%. No solo esta última novela, sino la trilogía al completo. Porque no solo es una historia de indagaciones y secretos políticos y policiales, sino que también el autor aborda temas como los bebés robados, el amor sin importar la edad o sexo o condición social, la justicia... El Librero de Toledo es una historia apasionante, sobrecogedora, interesante... En fin, es una lectura recomendada para los lectores exigentes, para los que busquen una historia seria pero también emocionante. Manuel Peiteado no defrauda. Así que... ¡a leer!
Os deseo un feliz lunes.

domingo, 1 de abril de 2018

IMM #53

In My Mailbox es un tipo de post que consiste en exponer los libros que has recibido cada cierto tiempo (en una semana, un mes...) y fue creado por los blogs Pop Culture Junkie y The Story Siren.
A continuación, mis adquisiciones de marzo:











A continuación, os comento mis adquisiciones por filas de izquierda a derecha:
  • Prohibido creer en historias de amor de Javier Ruescas: ya lo leí hace unos días, y en breve publicaré la reseña. Adelantaros que me resultó muy entretenido aunque... un pelín flojo. Pero solo un pelín.
  • El Librero de Toledo III. Toledo, amor y muerte de Manuel Peiteado: una novela que empiezas con ganas y terminas con mayores ganas. También su reseña está al caer, ¡estad pendientes!
  • Antihéroes de Iria G. Parente y Selene M. Pascual: el primer libro de las autoras ambientado en la actualidad y en España. Todo un reto que, en mi opinión, han superado con creces.
  • La Bella y La Bestia. Un giro inesperado de Liz Braswell: no lo puedo evitar. Todo lo que sea en relación a los cuentos clásicos me puede. Este libro aprovecha la tirada de la película, pero bueno, me encantan las nuevas perspectivas de los clásicos (como también ese de ¡Dorothy debe morir!).
Bueno, pues hasta aquí lo que ha dado de sí marzo en cuanto a las adquisiciones de libros. ¿Qué os parecen? ¿Los conocéis? ¿O no? ¿Cuál os atrae más? 
Os deseo un feliz domingo.

domingo, 25 de marzo de 2018

Película: La forma del agua

¡Buenos días, surcadores de letras! ¿Cómo estáis? Hoy vengo a comentaros una película que vi hace unos días en el cine. Se trata de...
TítuloLa forma del agua
Director: Guillermo del Toro
Reparto: Shally Hawkins, Doug Jones, Michael Shannon, Octavia Spencer, Richard Jenkins
Año: 2018
Duración: 123 minutos
Puntuación: 9
Argumento: En un inquietante laboratorio de alta seguridad, durante la Guerra Fría, se produce una conexión insólita entre dos mundos aparentemente alejados. La vida de la solitaria Elisa, que trabaja como limpiadora en el laboratorio, cambia por completo cuando descubre un experimento clasificado como secreto: un hombre anfibio que se encuentra ahí recluido. (Sinopsis sacada de FilmAffinity)
Una película que ya en los primeros minutos el espectador sabe que va a disfrutar de una historia especial. Lo que es la trama principal puede resultar algo tópica (chica conoce a 'monstruo' y se entabla una relación sentimental especial), pero el director Guillermo del Toro introduce detalles muy característicos suyos que hacen que La forma del agua sea una película que destaque. Aunque se trata de una historia bonita, la ambientación resulta sórdida y lúgubre en la mayoría de las ocasiones, algo que ayuda a entender la contextualización temporal (la Guerra Fría). Los personajes son bastante variopintos (y no estoy hablando del hombre anfibio): la protagonista, por ejemplo, es muda, lo que provoca que la imagen tenga mayor significado (y esto Del Toro lo ha bordado); su vecino, Giles, es homosexual y está interesado en un joven que despacha en un bar; y así otros cuantos. Con estas características, la película resulta mucho más dinámica e inesperada.

Puede que a muchos os suene la demanda que recibió porque la trama de romance es igual que la de una obra de teatro de 1969 (Let Me Hear You Whisper). El autor de la obra de 1969, Paul Zindel (que murió hace unos años, y dicha demanda la interpuso su hijo, David), ganó el Premio Pulitzer. Hay ciertos matices entre las dos obras (por ejemplo, en la obra de teatro, se trata de una limpiadora que conoce a un delfín, mientras que en la historia de Del Toro se trata de un hombre anfibio). Dejo abierto el debate.

En resumen, se me pasaron los minutos volando. Es una película que merece mucho la pena (por algo habrá ganado 4 Premios Óscar a Mejor Película, Director, Música y Diseño de producción). El final me encantó y el perfil psicológico de los personajes está muy bien trazado. Una historia que puede gustar mucho o no gustar nada, pero está claro que no deja indiferente.
Os deseo un feliz domingo.